Posts Tagged ‘imagenes’

Observar detalles, imaginar historias

2012/06/20

Hace tiempo leí una interesante propuesta de la Dra. Clarissa Pinkola Estés en su página de Facebook. Ella propone, en pocas palabras, ejercitar los ‘sentidos superiores’ (imaginación, intuición…) con pequeñas actividades de atención y creatividad.

La propuesta es simple: observe una imagen interesante y preste mucha atención a los detalles. Tómese su tiempo, relájese. Luego identifique algún elemento que llame su atención e imagine que o quién es, por qué está ahí, cuál es su historia. Adicionalmente podemos tratar de descubrir aquello que se encuentra fuera de cuadro, los eventos del momento, los posibles personajes.

He aquí mi traducción del texto de la ‘Dra. E.’:

Queridas almas:

Esta es una actividad que solía enseñar cuando mis niños estaban pequeños (tanto hijos como nietos), para mantener vivos y despiertos sus sentidos superiores, para realmente mirar lo que tenemos al frente e imaginar las historias en el trasfondo.

Observen esta fotografía del funeral de una mujer gitana. Estoy segura que entre la gente hay 11 violinistas, un contrabajista, un trompetista y un guitarrista. ¿Cómo puedo afirmar que hay 11 violinistas gitanos si no se ven la mayoría de sus instrumentos? ¿Qué otras cosas pueden ver en esta imagen si observan con atención? ¿Cuál es el ambiente general? ¿Quiénes visten a la vieja usanza y quienes no? Elijan a una persona y cuenten su historia, el motivo y la manera en que llegaron al funeral.

Así es como considero que podemos mantener vivos y despiertos nuestros muchos sentidos: utilizándolos, dándoles suficiente atención y objetos de interés para ejercitarlos a diario.

Algunos de estos sentidos casi nunca se mencionan: intuición, amor, alma, espíritu, instinto, visión interna, oído interno, el sentido de la imaginación, el sentido eterno, el sentido de la atención al detalle… y existen más. Estas son nuestras formas de aprehender los hechos, los significados y los sentimientos.

Con amor,
Dra. E.

Como escritores podemos aprovechar este ejercicio de mil maneras, independientemente de nuestra opinión sobre estos ‘sentidos superiores’ (aunque el concepto me resulta bastante interesante, tal vez no como sentidos sino más bien facultades o aspectos de la psique).

Veamos, pues, esta interesante fotografía (aquí aparece en tamaño reducido, pero se puede ampliar pulsando sobre ella para apreciar mejor los detalles).

Dentro de la imagen me llama la atención el automóvil parqueado al lado de la carroza fúnebre. A primera vista pensé que se trataba de cualquier conductor a quien los presentes no dejaban pasar… pero las personas sentadas o apoyadas en este dicen algo más. “Venimos a observar, pero  no a quedarnos”. El niño se ve particularmente aburrido, con una mano en el regazo y la otra sosteniéndose la barbilla. No le interesa estar ahí, ya quiere que el asunto acabe para irse a ver televisión…

Fuera del cuadro también están ocurriendo cosas. Por un lado, la fotografía se toma desde un segundo o tercer piso (nótese la escalera de emergencia levantada y algunas personas mirando al fotógrafo). ¿Quién más está allí arriba? ¿Un francotirador? ¿Reporteros? ¿Espías del gobierno? También hay varias personas viendo hacia abajo a la derecha… ¿vendrá acaso un camión de la policía? Las posibilidades son muchas.

Por cierto, yo veo 12 violinistas y 4 contrabajistas, más el guitarrista y el trompetista, además de un hombre tocando clarinete. ¿Será que la fallecida trabajó con la orquesta? ¿Tal vez era cantante o familiar de alguno de los músicos?

Y usted, ¿qué historias puede encontrar ocultas en esta fotografía?

¡Feliz escritura!

Dónde conseguir buenas imágenes (1)

2012/05/25

En los dos últimos artículos hemos hablado sobre la utilidad de un buen archivo fotográfico y los usos que podemos darle. Hoy quiero compartirle algunos lugares de fácil acceso y, además, gratuitos, dónde conseguir fotografías, dibujos, grabados e ilustraciones de todo tipo para nuestros proyectos.

Lo primero es determinar para qué las necesitamos o, mejor dicho, cómo exactamente pretendemos utilizar cada cuadro. Esto tiene implicaciones diversas, como acceso, costo, derechos y obligaciones legales, por lo cual no es asunto para tomarse a la ligera. Hoy haré recomendaciones sobre dónde hallar imágenes para uso privado, y en la próxima ocasión será el turno de las aptas para uso público.

El primer tipo de documento visual es el de uso personal y privado, es decir, todas aquellas imágenes que vamos a utilizar solo nosotros, sin compartir directamente con nadie más. Son aquellas que mencionaba en mi última entrada de este blog: para inspirarse, para recordar las descripciones, para descubrir detalles inusuales… Podemos hacer con ellas gran variedad de cosas, comenzando por archivarlas en nuestro disco duro, colocar en la pared de nuestro lugar de trabajo, como fondo de pantalla, y otro sin fin de cosas.

Estas las podemos obtener en casi toda la Internet. Google imágenes (www.google.com, pestaña ‘imágenes’) es por mucho el primer sitio dónde comenzar. Basta con ingresar una palabra clave adecuada a nuestro interés y podremos elegir entre gran cantidad de opciones. En segundo lugar podemos realizar búsquedas similares en Bing (www.bing.com) y Yahoo (www.yahoo.com).

Si buscamos algo más específico, como fondos de pantalla, podemos dirigirnos a sitios especializados. Usualmente poseen imágenes en alta resolución y en diferentes proporciones alto-ancho para acomodar a la gran variedad de dispositivos existentes en el mercado. También las tienen organizadas por categorías generales, como naturaleza, animales, ciudades, retratos, etcétera. Además hay otros muchos sitios de fotografía y arte donde seguramente hallaremos toda clase de útiles sorpresas.

Sitios recomendados de imágenes para uso privado

CoolWallpapers (www.coolwallpapers.org): con casi cuarenta mil fondos de pantalla distintos, y por lo general una muy buena selección de imágenes, aquí es casi seguro encontrar algo a la medida de nuestras necesidades.

MisWallpapers (www.miswallpapers.net): página en español con alrededor de diez mil cuadros distintos, todos gratuitos. El único inconveniente es no poder elegir la proporción de ancho y altura.

FFFFound (www.ffffound.com): excelente fuente de imágenes curiosas, seleccionadas por los propios usuarios de la web. No son fondos de pantalla sino toda clase de fotografías y obras de arte, sin ninguna clase de orden particular. Se actualiza constantemente y, en lo personal, disfruto mucho visitando simplemente para dejarme sorprender con los maravillosos tesoros visuales que siempre termino encontrando acá.

DeviantArt (www.deviantart.com): esta es una comunidad de artistas e ilustradores de todo el mundo. Con categorías tales como arte digital, fotografía, cine y animación, tiras cómicas, manga y animé, así como muchas otras, y una enorme base de usuarios, es el mejor sitio para encontrarse cara a cara con la inspiración. Aquí la ventaja es que, si te gusta un artista, puedes ir a su página personal y ver más de su obra.

Flickr (www.flickr.com): es otra empresa de Yahoo en la que los usuarios comparten con el mundo sus propias fotografías y, de vez en cuando, ilustraciones. La cantidad de imágenes es sencillamente abrumadora. Me gusta mucho por las comunidades de fotógrafos por país. Así, por ejemplo, para Costa Rica hay una comunidad que ronda actualmente los 2.500 miembros y 46.000 fotografías. La próxima vez que necesite investigar sobre un sitio determinado del planeta vendré aquí a ver qué descubro.

La advertencia de rigor

Todos estos sitios de imágenes (excepto por los buscadores, como Google) trabajan con obras protegidas por derechos de autor. Esto implica que el uso comercial o público de cualquier documento allí encontrado está prohibido salvo con el expreso permiso de su dueño.

En el próximo artículo haré algunas recomendaciones de sitios con imágenes apropiadas para uso público, como las que utilizo aquí en este blog.

¿Conoce algún otro sitio dónde conseguir buenas imágenes? ¡Déjeme un comentario!

 

¡Feliz escritura!

 

Inspirarse en imágenes

2012/05/23

En mi último artículo escribí sobre lo útil que resulta poseer un archivo de imágenes para sacar de ellas inspiración literaria. Lo que no dije fue lo que hago yo con esas imágenes, y me parece oportuno retomar aquí ese tema. Espero que esto le dé algunas ideas prácticas para incorporar en su vida de escritura.

Recuerde los detalles

Una fotografía nos puede servir de referencia a la hora de redactar un pasaje donde nos interesa presentarles a nuestros lectores una imagen viva de cómo se ve un lugar, un rostro, un objeto. En vez de depender exclusivamente de nuestra memoria, tener una fotografía a la vista nos permite mantener siempre cierta congruencia en las descripciones, sin importar cuán extensa sea nuestra obra. (Dicen que J.R.R. Tolkien debió empezar a tomar nota de cómo iban vestidos sus personajes en El Hobbit luego de que su hijo Christopher le reclamara, decididamente indignado, que en la historia de la noche anterior el jefe de los enanos llevaba una capa amarilla, y a la noche siguiente su capa se había tornado verde musgo).

Déjese inspirar

Por más cliché que suene el dicho de “una imagen vale más que mil palabras”, lo cierto es que detrás de ese rostro pueden esconderse incontables anécdotas, y en esa habitación puede haber ocurrido toda clase de situaciones. Hágase preguntas cada vez que analice los detalles de una foto. ¿Qué estará pensando esta persona? ¿Quién vive en esa casa? ¿Cuál es el secreto de este pozo? Elija cualquier elemento del cuadro e intente contestar preguntas básicas como estas hasta dar con un tema satisfactorio. No importa si el resultado no calza con su proyecto actual, algún día podría serle útil.

No dude en hacer cambios

La fotografía es una ayuda, no un monumento inamovible. ¿A la señora de la casa le gusta el verde? Entonces la alfombra amarilla en nuestra foto de referencia puede cambiar de color sin ningún problema. No hace falta alterar la imagen en photoshop; basta con tomar los apuntes necesarios y, eso sí, mantenerlos en un sitio de fácil acceso (idealmente en una ficha describiendo el escenario utilizado, al estilo de las fichas de personaje).

Aproveche su espacio de trabajo

Si le resulta cómodo (por ejemplo, si no es algo que le estorbe al resto de su familia), coloque en un lugar visible las imágenes que esté utilizando para escribir. Desde el fondo de escritorio y el salvapantallas de su computadora, hasta una pizarra de corcho o un portarretratros cercano, tener estos cuadros donde pueda verlos constantemente le ayudará a mantenerse en sintonía con la historia. También es muy posible que le ayuden a ‘sentirse ahí’, en el caso de lugares, de imaginar los pensamientos y palabras en caso de un personaje, además de otras muchas posibilidades.

Tenga cuidado con los derechos de autor

Esto es una pequeña advertencia, por aquello de no meterse en enredos legales. A menos que la imagen de referencia la haya creado usted, es bastante probable que esté protegida por derechos de propiedad intelectual. No utilice tales fotografías o ilustraciones en su obra publicada sin obtener primero los derechos de uso. Tampoco incorpore en su ficción descripciones precisas de escenas tomadas de ilustraciones de algún artista; en cambio, altere detalles hasta volverlo algo nuevo. El truco está en tomarse libertades poéticas y aprovechar nuestra imaginación… o dar los créditos respectivos.

¿Y usted cómo utiliza ayudas visuales?

¡Feliz escritura!

A %d blogueros les gusta esto: