Posts Tagged ‘Camp NaNoWriMo’

El peor intento es el que no se hace

2013/03/31

537810_34545692

Quienes hayan leído un poco de este blog (en especial las buenas personas que se tomaron la molestia de suscribirse para recibir actualizaciones), habrán notado que no suelo publicar con mucha frecuencia, y eso en las épocas de actividad, cuando no me encuentro distraído con la vida cotidiana.

Sigo escribiendo, claro. Las mentes creativas no pueden quedarse quietas por mucho tiempo. Pero dedicarse a pulir un artículo que alguien pueda leer es muy distinto de tomar apuntes sobre una nueva raza extraterrestre, un artefacto interesante o protocolos de comunicación entre organismos unicelulares. Un tipo de escritura es libre, sin casi expectativas, pues no está destinada más que a mis propios ojos. El otro va acompañado de una gran cantidad de cuestionamientos y críticas antes incluso de completar su primer borrador. En fin, algunas veces no estoy de humor para todo el trabajo de edición y corrección que el blog ‘exige’.

No soy el único a quien le pasa. La mayoría de los blogs en mi lista de favoritos pueden dividirse en dos categorías: los que actualizan prácticamente a diario (¡gente con esa experiencia y dedicación que ya me deseara!), y los que mueren por inanición luego de unas cuantas entradas, los huérfanos, los olvidados.

Cuando inicié este proyecto imaginaba que tres artículos semanales serían pan comido, pero el entusiasmo de los primeros días se agota, y cuando no es reemplazado por una buena dosis de terquedad y disciplina la cosa no avanza demasiado.

Lo mismo más o menos ocurre con la mayoría de quienes nos aventuramos en el campo minado de la escritura de ficción. Usualmente hacen falta varios intentos fallidos antes de aquél primer éxito. La mayoría se rinde sin haber casi hecho el intento.

Las razones pueden ser muchas, pero casi siempre se trata de meras excusas como la supuesta falta de tiempo, el cansancio, las distracciones… Todas estas son condiciones que, a excepción de los casos más extremos, suelen ser susceptibles de modificación. No, el verdadero motivo por el cual nos cuesta completar un proyecto de esta envergadura es la falta de ganas. Se dice que quien verdaderamente quiere hacer algo encuentra soluciones, y quien no quiere encuentra excusas. Todo es cuestión de actitud.

¿Que a dónde voy con todo esto?

Pues bien, es 31 de marzo y mañana como todos los años da inicio una nueva edición de NaNoWriMo, esta vez en su variedad  ‘Camp NaNoWrimo‘, para todas aquellas personas osadas e ingeniosas que se atreven, algunas incluso varias veces al año, a emprender la tarea de escribir 50.000 palabras en un mes. Es un reto bastante grande pero no imposible, y nuevamente he decidido intentarlo.

Imagen

De las cuatro oportunidades anteriores en que participé, solamente en una pude alcanzar la meta. Todas las demás fueron abandonadas (por muy diversas excusas) antes de la primera semana. Este año estoy decidido a ganarlo, y para ello me he armado hasta los dientes con toda clase de estrategias, un claro plan de trabajo y sobre todo muchas ganas. También tengo un gran reto: mi pareja y yo esperamos el nacimiento de nuestro hijo para cualquier momento dentro de las próximas dos o tres semanas.

No me importa si a simple vista parece imposible: aun así pretendo hacer mi mejor esfuerzo.

Le invito a acompañarme durante el mes de abril en esta aventura, y si lo desea, a inscribirse también en Camp NaNoWriMo. ¿Qué pasa si fracasamos? Pues nada, habremos adquirido experiencia valiosa de todas formas. Pero no se puede emprender ningún proyecto con una actitud derrotista, así que ¡ánimos!

—————-

PS: también iré publicando consejos, anécdotas y alguno que otro desahogo conforme vaya progresando, todo con la temática del NaNo. Le invito a acompañarme. :)

NaNoWriMo: El día después

2011/12/01

Hoy es primero de diciembre y eso significa que, oficialmente, este pasado mes con su escritura frenética, comida chatarra y encierro autoimpuesto ha llegado a su fin. NaNoWriMo, el mes nacional de escritura de novelas, de verdad nos ha exprimido la vida y la creatividad a muchas personas alrededor del mundo que decidimos aceptar el reto, en apariencia dificilísimo, de escribir 50.000 palabras en tan solo treinta días.

¿El resultado?

Me alegra mucho decir, con orgullo, que he salido victorioso. Anoche, a las 11:48pm, escribí la palabra número 50.093 y debí correr a validar el conteo en el sitio oficial del evento (a pesar de haber dejado una escena a medio camino) antes de la terrible campanada de media noche.

No puedo explicar la sensación de éxito y satisfacción mezclados con el abrumador cansancio de llegar a la meta. Y no es para menos: ese último día me vi forzado a escribir la agotadora cantidad de 9.300 palabras para lograrlo. (Este artículo sale bastante tarde hoy precisamente como consecuencia del dolor de muñecas, dedos, tendones y cuello que me hacen compañía desde ayer por la tarde.)

Pido disculpas desde ya por prácticamente abandonar el blog en la última semana, y a modo de compensación estaré publicando con mayor frecuencia en los próximos días, en su mayor parte artículos acerca de las muchas lecciones, experiencias e ingentes autozancadillas resultado de semejante maratón creativa.

¿Y ahora?

Pues a pesar del gran volumen de texto apenas pude completar una cuarta parte más o menos de mi plan original de obra. Es decir, necesitaré otros tres meses a este mismo ritmo para concluir un primer borrador, y luego, revisión, edición y reescritura.

Le invito a acompañarme en esta nueva etapa y, si se anima, a irse preparando ya para los próximos eventos: Camp NaNoWriMo y Script Frenzy.

Pero antes que nada, a celebrar en grande… y a descansar.

¡Feliz escritura!

A %d blogueros les gusta esto: